fauna litos
  • LOBO
  • CIERVO
  • JABALÍ
  • CORZO
  • BUITRE
  • LOBO IBERICO (canis lupus signatus).

    LOBO IBERICOEL LOBO IBÉRICO (Canis lupus signatus). Especie de la familia de los Cánidos, en el cual está incluido el perro, los zorros, los chacales y el coyote. Este cánido es carnívoro, aunque hoy en día están alimentados en su gran mayoría (en reservas) por la mano del hombre, por ejemplo en nuestra Sierra de la Culebra, quedando a veces como simples cazadores y en raras ocasiones como carroñeros.
    El lobo suele pesar entre 25 y 30 kg. y excepcionalmente alcanzan los 45 kg. El tamaño del lobo es medio; la longitud de la cabeza-cuerpo oscila alrededor de los 120 cm., la cola mide unos 40 cm., y la altura a la cruz es de 70-80 cm.
    Tiene el aspecto de un pastor alemán, pero con un tamaño ligeramente menor, su cabeza es más grande y redondeada, con los maseteros muy desarrollados. Las orejas son más cortas, el cuello robusto, y la grupa ligeramente hundida.

    La huella del lobo es como la de un perro, con una almohadilla más grande. Sus medidas (según zoólogos) sueles ser de unos 11 cm. de largo las de un macho adulto, contando con 1 cm. de uña. En mis salidas al monte y cuando voy de caza fotográfica he encontrado en nuestras tierras más de una huella. Una de ellas localizada en La Majada del Sol detrás de las de un ciervo es la que expongo para conocerlas.
    El olor que deja el lobo tanto con sus excrementos como los jirones de pelo que dejan entre las jaras y carqueixas es fuerte y desagradable. En más de una ocasión y en pleno agosto hemos podido constatar dicho hedor.

    OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    Lo más normal es que el lobo no ataque al hombre, es más, le tiene miedo. Pero hay ocasiones en las cuales se debe tener mucha precaución, cuando tienen cachorros o cuando están heridos y sin posibilidad de salir.
    Hoy por hoy tenemos en la Sierra de la Culebra, incluyendo Litos, una de las más grandes reservas de este cánido en toda Europa, con una concentración de unas 60 parejas. Haciendo con su existencia a la vez una de las mejores especies de ciervos y corzos, debido a su actividad depredadora.

  • CIERVO (cervus elaphus).

    CIERVOS LITOSEL CIERVO (Cervus elaphus) Es un ungulado artiodáctilo de la familia de los cérvidos. Es una especie grande, con alzada a la cruz superior a los 140 cm y un peso de hasta 180 kg. Las hembras son más pequeñas que los machos.

    Tiene un pelaje en verano de color marrón rojizo, que en invierno pasa a ser espesa y marrón grisácea y por debajo es blanquecina, aunque los ejemplares albinos son relativamente frecuentes. Alrededor de la cola posee una mancha de color ante. Las orejas son grandes y especialmente evidentes en la hembra. Las hembras resultan más pequeñas que los machos. Estos poseen astas ramificadas, apéndices óseos del cráneo, que se desarrollan cada año y cesan después del celo o época de cría.

    Las astas de crecimiento poseen una amplia vascularización. El tamaño y número de puntas de la cuerna puede dar idea de la edad de los ejemplares más jóvenes, sin embargo en los adultos está relacionado con las características genéticas del animal y su estado nutricional. La cuerna no se desarrolla por completo hasta los seis u ocho años y empieza a degenerar a partir de los diez, reduciéndose entonces el valor cinegético de la pieza.

    Los machos pierden la cuerna, desmogue, en torno a los meses de marzo a abril, iniciándose casi de inmediato el desarrollo de la nueva, que alcanzará sus dimensiones definitivas en poco más de dos meses. Inicialmente se recubre de un fino terciopelo, el correal, que se elimina frotando la cuerna sobre la corteza de los árboles, en una actividad que deja evidentes cicatrices en el árbol.

    Para su adecuado desarrollo el ciervo requiere ambientes boscosos, que le proporcionen refugio, y grandes praderas, que le proporcionen alimento. Suele vivir en dehesas y encinares. Durante el verano, tienden a utilizar pastos altos de montaña. En cambio durante el invierno se desplazan a territorios más bajos y favorables climáticamente.
    De actividad esencialmente crepuscular y nocturna, tras el periodo de celo los machos y las hembras con crías se agrupan en rebaños separados. En los primeros se establece una jerarquía no demasiado rígida, mientras los segundos se constituyen en una sociedad de matriarcado. A finales de marzo los machos desmogan (pierden las cuernas) e inician una vida solitaria en la espesura del bosque hasta que completan su regeneración en el mes de agosto. El grupo de hembras con las crías menores de dos o tres años se divide en subgrupos o clanes familiares con un líder específico cada uno de ellos, pero bajo la guía en última Instancia de una sola cierva jefe. El rebaño se disgrega en los prolegómenos de los partos del año.

    OLYMPUS DIGITAL CAMERA

    La huella del ciervo, zona entre las Terricas y Sierrogordo.
    Pinares, encinas, carrascos, con gran cantidad de bosque bajo y cerrado.

  • JABALÍ (sus scofra).

    JAVALIEL JABALI (Sus scofra). El aspecto del jabalí es similar al del cerdo, con el cuerpo macizo y robusto y las patas fuertes y cortas, al igual que el cuello y la cola, aunque ésta no se enrosca como la del cerdo. La cabeza es grande y se alarga hacia el morro, la jeta, que remata en un hocico plano. En los machos adultos sobresalen dos grandes caninos inferiores que se denominan colmillos o navajas. Su cuerpo aparece recubierto de fuertes cerdas de color pardo oscuro, bajo las que asoma una capa de espesa borra. El conjunto da una tonalidad muy oscura, casi negra, aunque es variable dependiendo de los individuos y de la edad.

    Las crías, presentan unas bandas blancas en el lomo y los laterales que les sirven para camuflarse y han dado lugar al apelativo de rayones con que se las conoce. En torno a los seis meses, dichas bandas blancas desaparecen y los jóvenes adquieren un tono rojizo homogéneo, pasando a ser denominados bermejos.

    Su capacidad de adaptación a todo tipo de terrenos le permite habitar áreas boscosas o de matorral en las que refugiarse durante el día. La dieta es omnívora e increíblemente variada, pues, aunque consuma gran cantidad de raíces suculentas y frutos secos, come también insectos, gusanos, roedores, carroña e incluso basuras. Su fino olfato le permite detectar el alimento bajo el suelo, revolviendo entonces la tierra con los colmillos hasta alcanzarlo.
    De costumbres nocturnas se mantiene activo desde el atardecer al amanecer y descansa durante el día refugiado en áreas de denso matorral. El macho generalmente lleva vida solitaria, mientras que la hembra permanece con las crías formando una piara, que en ocasiones puede integrar varios grupos familiares. Machos y hembras sólo se unen durante la época de celo, que tiene lugar entre los meses de noviembre y diciembre.
    Cada macho puede cubrir a varias hembras de la misma o diferentes piaras, produciéndose violentas peleas cuando se da la coincidencia de varios machos.

    hujabali

    Huella de jabalí en La Charrona, zona de encinas, carrascos y jaras.

  • CORZO (capreolus capreolus).

    CORZOEL CORZO. El corzo (Capreolus capreolus) es el más pequeño de los cérvidos españoles. La alzada al hombro es de unos 75cm, siendo menores las hembras. El peso suele estar alrededor de los 25 kilogramos. El pelaje es marrón rojizo durante el verano y grisáceo durante el invierno. La cola es casi inexistente. Posee pequeñas astas muy rectas con una base protuberante y solo tres ramas.

    Tira la cuerna, frotándose en el tronco de árboles y arbustos a finales de octubre y salen los nuevos cuernos entre enero y febrero envueltos en una especie de terciopelo, llamado correal. Sus extremidades son finas y largas.

    El corzo prefiere zonas boscosas con algunos claros y prados donde alimentarse, cada uno tiene su territorio. Los machos viejos suelen ser solitarios. Es nocturno y cuando llega la noche sale a los pastos y sembrados para alimentarse. Los machos delimitan sus territorios mediante la secreción de las glándulas frontales, anales y también con la orina. La brama tiene lugar desde julio hasta comienzos de septiembre. Las hembras tienen de una a tres crías, después de unos cinco meses de gestación.

    Este herbívoro fundamentalmente ramoneador, se alimenta de las hojas y brotes de las especies arbóreas y arbustivas que encuentra en su zona de distribución. La zarza, el rebollo, el haya, el madroño, la jara, el quejigo o el espino albar forman su dieta.
    Otra parte la obtiene de plantas herbáceas no arbustivas, sobre todo en primavera y por último complementa su alimentación en los cultivos, ya sean de cereales, de esparceta u otras plantas forrajeras.

  • BUITRE LEONADO (Gyps fulvus) y BUITRE NEGRO (Aegypius monachus)

    BUITRE_LITOSDos especies que desde hace años desaparecieron en Litos, han llegado de nuevo a estas tierras. Uno de los buitres más grandes (Buitre Negro, Aegypius monachus) y el Buitre Leonado (Gyps fulvus). Ambos buitres acompañados de alguna especie suelta del Buitre Moteado surcan los cielos de Litos en un grupo que ronda de 25 a 30 ejemplares.
    BUITRE LEONADO (Gyps fulvus). Ave rapaz diurna, de la familia accipítridos, del orden falconiformes.
    Es más pequeño que el buitre negro, con un peso que oscila entre 6 y 9 kg, y con una envergadura próxima a los tres metros, por lo que puede considerarse una de las más corpulentas aves del territorio euroasiático.
    De color marrón, con la cabeza y el largo cuello cubiertos de un espeso plumón blanco. Su alimento son los cadáveres de animales salvajes o domésticos. Cuenta con un agudo sentido de la vista.

    Es un ave gregaria que forma grandes colonias. Su nido es poco laborioso y normalmente se sitúa en las grietas de las paredes rocosas. Ponen un único huevo que eclosiona entre los 54 y 58 días. El polluelo presenta un plumón blanco y el pico grisáceo, y se caracteriza por su poca movilidad al principio y por su lento crecimiento. Suele permanecer en el nido hasta cuatro meses.

    BUITRE

    Foto: Buitre Leonado, zona Matones (Litos) 2006

    BUITRE NEGRO o BUITRE MONJE, (Aegypius monachus). Es más grande que el Buitre Leonado, de hecho es el más grande de los carroñeros de Europa. El buitre negro, con más de tres metros de envergadura y 10 kg de peso, pertenece a la familia accipítridos del orden falconiformes.
    Su área de distribución se extiende desde la Península Ibérica hasta Asia. Preferentemente ocupa los bosques de encinas, alcornoques y quejigos. Los nidos se suelen encontrar en la zona alta superior de la ladera.

    BUITRES

    Foto: Buitre Negro, zona Las Terricas (Litos). 2006

    Su dieta es fundamentalmente necrófaga, aunque también tiene capacidad para rematar presas moribundas. La talla de los cadáveres oscila entre la de los conejos a la de los grandes ungulados, pasando por todos los animales del campo (zorros, tejones, liebres, palomas, reptiles e insectos ortópteros). Acude raudo a los festines de los grandes cadáveres donde se impone a otros buitres. Prefiere las partes duras y externas del cadáver, por lo que deja el campo abierto a los animales que prefieran las partes blandas. El vuelo de exploración es lento y detallado, vuela a menor altura en zonas boscosas y a mayor altura en terrenos despejados.